viernes, 27 de abril de 2012


Voy a reír sin razón porque para mostrarte feliz muchas veces no necesitas razones simplemente fuerza de voluntad. Voy a llorar los días que más frío haga y así tendré excusa perfecta. Voy a saltar y a gritar encima de la cama , en el momento justo . . Voy a dramatizar cuando me dé la gana sin pensar en lo que me venga encima que como siempre , sacaré fuerzas de donde no las haya y lo superaré. Voy a ordenar mi mente todas las mañanas a las siete en punto , ni un minuto más ni uno menos , así podré decidir quien se queda día tras día fuera de mi vida. Voy a olvidarme de los pequeños detalles que me hacen infeliz. Voy a ser yo misma sin que me importen las malas lenguas y realmente que me importe muy poco lo que hablen de mí. Voy a escribir en todos los trocitos de papel corazones con bolígrafo rojo y a repasarlos con bolígrafo negro a ver si realmente aprendo ya algo del amor. Voy a comerme el mundo a todas horas en dos mordiscos para calmar mi hambre. Voy poner malas caras cuando algo no me guste. Voy a vestirme con la sensatez todas las mañanas y a abrigarme con el sentimiento.Voy a pintar mi cuaderno azul con negro los días malos y con blanco los días buenos. Voy a amarle hasta el resto de los días y así sucesivamente. Voy a luchar por él hasta que deje de practicar lo anterior.

jueves, 26 de abril de 2012

Que tal vez querer sea otra cosa. Querer no es decir "te quiero" sin sentirlo. Porque puedes querer muchísimo a una persona y no poder decirlo, o no como a tí te gustaría, y en cambio quererle más que nadie. Es más, hay muchas personas que pecan de falsedad y regalan falsos "te quiero" sin ser conscientes del daño que hacen. Querer es levantarse por las mañanas, pensar en esa persona y tener un motivo para ser fuerte. Querer es sentirse afortunado por el simple hecho de saber que esa persona existe y que forma parte de tu vida. Querer es sonreir por cualquier tontería que para tí no lo es. Querer es hacer lo imposible por ver a esa persona feliz sin importarte lo infeliz que puedas llegar a sentirte tú. Querer es darlo todo, sin esperar nada a cambio. Querer es echarle de menos cuando no está, e incluso cuando está. Querer es escuchar una canción que te recuerde a él y sentir como se heriza tu piel. Querer es muchísimo más que todo eso, y yo sé perfectamente lo que es.

Rummbo a la felicidad.

Yo y mí querido vodka. Tú y tus típicas historias. Yo y mis 


emociones. Tu y tus sensaciones. Que si quieres, podemos 


compartir en un domingo de resaca una botella de agua en mi 


portal. Si quieres, te doy un abrazo a cambio de un beso. Que 


cualquier día te robo un beso y te pido de rescate un millón mas. 


Te invito a ser feliz conmigo y esta vez si pago yo. Que si tú me 


dices ven, voy y lo dejo todo. Que quiero contigo coger el 


próximo tren rumbo a la felicidad.

lunes, 23 de abril de 2012

Querer olvidar lo que un día te hizo daño, sabiendo que los recuerdos se meten en una parte de la mente y que de hay nunca salen, que se esconden pero cuando menos te los esperas salen a la luz para que hagas recordar todo. Querer estar en la cima de la montaña, sabiendo que la verdadera felicidad esta por el camino. Querer tocar las nubes, sabiendo que no hace falta subirte a un avión para estar en el cielo. Querer mover montañas sabiendo que hay personas que no moverían ni una piedra por ti. Querer saber lo que piensas de mi cuando escuchas mi nombre, querer saber si todavía me quieres, querer saber si todavía me necesitas.

Vive cariño.


Reír cuanto mas no puedas, soñar, olvidar, ilusionarse, enamorarse, vivir al limite. Comprarte todos los zapatos que puedas, unos taconazos o unas converse, un anillo con la cara de un búho o uno que sea de dos dedos. Viajar a Nueva York, Hollywood, Paris y todas esas ciudades que tanto deseas. Buscar ropa con la bandera de USA y volar la bandera como si fuera un avión de plástico. Emborracharte todo lo que puedas aunque al otro día no puedas ni levantarte. Querer a quien te quiera. Amar a muerte. Saltarte todas esas normas. Pintarte las uñas de todos los colores. Mentir, decir la verdad, ser egoísta, creerse la reina del mundo por un día. Ponerse unos pitillos muy ajustados, la sudadera mas ancha de todas, los tacones mas bonitos, unas UGG aunque no le guste a mucha gente, un collar del signo hippie, unos pendientes de plumas, un anillo de cruz, un bolso de Chanel. Ver 100 veces la misma película, poner una fecha, borrarla y olvidarla. Echar de menos. Ser feliz, pero muy, muy feliz!

domingo, 22 de abril de 2012

Mil contradicciones, dosmil adicciones y un adicto que se contradice a sí mismo.


Todos estamos un poco rotos por dentro, por un amor que no fue, por los besos que no dimos o por las palabras que no dijimos. No se trata de arrepentirse de nada, se trata de aprender. De aprender a desaprender. A dejar de tragarte las palabras que quieres decir. A dejar de preocuparte por lo que piensan. A vivir. A poner la música que tú quieras, no la que se supone que debes oír. A ponerla jodidamente alta, hasta que bajen los vecinos. Y bailar, bailar hasta que sientes que vas a morir. Salir a medianoche, sin importar que pasará mañana. Dale tu corazón, da igual si lo rompe, ya lo arreglará otro. Deja de esperar al viernes, vive ahora. Porque si no es ahora ¿cuándo?

Ellos tienen relojes pero el tiempo es nuestro.


Demasiadas cosas que salen mal con demasiada frecuencia, esa es nuestra realidad a día de hoy. Sin besos a medio dar en una estación fantasma, camas deshechas ni sonrisas fugaces. El hielo se derrite pero los corazones siguen recubiertos de escarcha. Mirar al pasado y ver tiempos mejores, tan buenos que parece que no éramos nosotros, tiempos fáciles, bailar hasta que el cuerpo aguantara y sobrevivir a base de caricias en un rincón cualquiera de esta ciudad. Palabras de amor que ya no suenan igual al posarse sobre tus labios, no saben a verdad en cada beso que cae sobre mi boca. Al final sólo nos arrepentiremos de los riesgos que no tomemos, de los besos que no demos y del tiempo que perdamos. ¿Te acuerdas cuanto juraste al caminar sobre la arena que éramos eternos? Pues bien, lo éramos, lo éramos y nunca hemos dejado de serlo, el dolor nos ha cambiado pero nunca ha consumido nuestras ganas de vivir, ni de querernos. Si algo he aprendido de ti es a vivir, vivir como si no hubiese mañana,a arriesgar como si perder no fuera una opción y a quererte como si hubiera nacido para ello. Destino, casualidad o pura locura, llámalo como quieras yo lo seguiré llamando con tu nombre.



sábado, 21 de abril de 2012

No creo en nada excepto en el latido de nuestros corazones.



1 2 3 4 5 6. Hay 32 gotas en el cristal, quizás pronto se unan algunas más, pero estas no caerán del cielo. Las rayas blancas de la carretera desfilan por mis ojos y se mezclan con unas pupilas encharcadas, charcos en los que tu recuerdo chapotea.Tarde de viernes. Cuántos besos malgastamos en las esquinas de esta calle, cuántas caricias encerradas en este callejón en el que el eco de tu voz se apagó cierto día de Febrero. Una ciudad sin nombre, de recuerdos atrapados en sus baldosas y deseos lanzados a su cielo. Ella siempre pertenecería a cada centímetro de esa ciudad, pero aquella noche esa ciudad no le pertenecía.

viernes, 20 de abril de 2012

Tonight we all die young

Nunca he querido amarrarme a ti, hacer planes a tu lado, imaginar mi vida contigo. No quiero saber de que color pintarías el salón de nuestra casa, no quiero saber donde estaré mañana o si duermes de lado o boca arriba.
Prefiero vivir sin consecuencias, rompiendo esquemas y no corazones. Quiero comerte a besos bajo la lluvia, sintiendo millones de gotitas en mi piel, quiero tu sabor en mis labios, tu olor en mi cama y tus pupilas sobre las mías. Noches de luna llena regalándonos amor como si no hubiera mañana, y al día siguiente despertar fundidos en un abrazo celebrando que seguimos vivos. Quiero ser sangre joven a tu lado, morder la manzana otra vez, si el placer es pecado vayamos al infierno, somos jóvenes, no tenemos que ser perfectos, podemos ser un desastre, estamos diseñados para morir bailando hasta el amanecer, somos tardes de verano, de veranos donde todo empieza y todo termina, de amores fugaces que huyen y millones de canciones enfrascadas que nos lo recordarán por siempre, no tenemos por qué entender la vida, sólo tenemos que vivirla siendo felices ¿Felices por qué? Porque no hay motivos para no serlo.

No se puede cansar de esperar aquel que no se cansa de mirarte.

Clavó las uñas en el cristal empañado y cruzó un par de sonrisas con el maravilloso chico de la gorra azul, les valieron 3 miradas y un par de pestañeos para entenderse. Ella estaba encerrando su corazón entre tres ciudades que lo rompían en mil pedazos y perdían otros cuantos por el camino. Él acallaba sus pensamientos con las dulces notas de Belle & Sebastian, ambos pasaban por lo mismo. Un cruce de destinos, un punto muerto, la cabeza suele decir "para" y el corazón anima a continuar, pero esta vez el corazón, moribundo, suplicaba de rodillas que no le clavaran más cuchillos. Una noche de sábado metida entre piel y hueso junto con el efecto chispeante de un vino barato mezclado con canciones de carretera hacía la realidad aún más distante y entonces, se miraron de nuevo, clavándose las pupilas, sin conocerse y conociéndose desde siempre. Mentiras sinceras y verdades que duelen, promesas que no se cumplen y el sabor olvidado de besos apresurados, esa era la realidad, esa y que la sonrisa del chico de la gorra azul era lo más bonito que veía en meses.

jueves, 19 de abril de 2012


-Vamos ven, te invito a una copa
+Prefiero beber gasolina...
-¿Prefieres destruirte?
+Si es el intento de matar las mariposas de mi estómago, sí.
-No lo intentes, aunque les prendieras fuego seguirían revoloteando cuando yo esté a medio centímetro de ti.
Ni amores de películas, ni amores para siempre, no quiero nada de eso. No quiero amores de verano, ni de invierno, ni amores para pasar un buen rato. Quiero amores que me dejen sin aliento. Amores que me hagan perder la noción del tiempo. Amores que te echen de menos después de haber estado 24 horas juntos. Amores que te llamen diciendo que te aman. Amores que luchan por ti. Amores que te hagan olvidar totalmente el pasado para centrarte solo en el presente, en esa persona. Amores que matan,de los que nunca mueren.

With eyes closed, her hearts breaks. After it all she brought this on herself.

El brillo de su piel en el cálido aire nocturno me enloquecía hasta el punto de sentir que los sentimientos se escapaban de mi cuerpo, huían de las prisiones en las que habían estado encerrados durante tanto tiempo. Sus ojos se posaron sobre mí, recorriendo cada rincón de mi cuerpo, para después bañarse en los míos. Ya no había nada que esconder, nos mirábamos sin limitaciones, sin rojeces en las mejillas, ni miradas que caen al suelo ni palabras absurdas para rellenar aquel cómplice silencio que se había establecido entre nosotros, ni siquiera las necesitábamos, solo queríamos de banda sonora nuestras respiraciones aceleradas: él era la exhalación, yo la inhalación, él trataba de tomar aire y yo se lo quitaba en un beso.

viernes, 13 de abril de 2012

MORPHINE.

1001 palabras enredadas en el nudo que se me formaba en la garganta cada vez que él estaba cerca. Palabras que nunca nos atrevimos a decir, porque no éramos esa clase de personas, palabras que nunca tuvieron su momento o quizá nosotros nunca supimos encontrarlo. Simples palabras que podrían haber cambiado todo nuestro mundo. Y a día de hoy seguimos sin pronunciarlas, porque es demasiado tarde, porque tengo más de 1000 deudas con sus labios que nunca podré saldar. Tenemos millones de momentos por vivir, y el tiempo no nos espera, huye fugitivo de las noches de verano en las que la luz nocturna bañaba el marrón oscuro de tus ojos que gritaba en cada pestañeo que me necesitabas. Me necesitabas y yo a ti más que al oxígeno. Necesidad o capricho. Nunca lo sabremos, tampoco queremos, sólo nos queremos el uno junto al otro dispuestos a escribir una historia con magia pero no un cuento de hadas, no hablo de princesas encerradas en lo alto de una torre ni finales felices, hablo de historias sin final, de palabras que no se dijeron porque las miradas hablaban. Palabras de amor, simples palabras que se quedaron en el aire que coges entre un beso y otro.

I was born to love you, with every single beat of my heart.

"Las líneas paralelas son prácticamente iguales, recorren caminos parecidos, pero nunca llegan a juntarse" Es triste.
"Las líneas secantes en cambio se cruzan una vez, tan sólo una vez en su camino y luego siguen rumbos distintos." Lo cual es más triste todavía.Nosotros nos pasamos la vida buscando el amor, sin obtener resultado. Es cuando dejamos de buscarlo cuando aparece. El amor es como una mariposa, si te acercas la asustas y huye de ti, en cambio si no le prestas atención vendrá y se posará suavemente sobre tus hombros. La vida es más sencilla de lo que creemos, pero elegimos vivir en los recuerdos o en los sueños, teniendo un presente más valioso, elegimos llorar por quien nos ignora, elegimos ignorar a quien llora por nosotros. Deja de elegir, vive. Olvida que jugaron con tu corazón, que lo rompieron, que te engañaron, olvida a quien te dijo que eras su todo y no hizo nada por mantenerte a su lado. Olvida los errores pero no olvides la lección. Olvida los días malos pero no olvides lo que hizo que dejaran de serlo. Si no te atreves a decir algo con palabras dilo con una canción. Si no te atreves a dar un beso, besa con la mirada. Si te dicen que no puedes hacer algo, hazlo. Si quieres amor, quiere como si nunca te hubieran hecho daño. Si quieres ser feliz, adelante. Nunca es mejor momento que ahora mismo. Sonríe, vive, ama, salta, grita, cree en ti, cumple tus sueños, porque nunca serás tan libre ni tan joven como ahora. Y piensa que hay alguien, ahí fuera, a quién has nacido para querer. Que ha nacido para quererte.

jueves, 12 de abril de 2012

Aprendí que los peces nadan y la aves vuelan. Que los políticos mienten, que la Tierra es redonda. Que la gente es falsa, que todo el mundo tiene dos caras. Aprendí que la suma de dos y dos son cuatro, que no hay que dar más de lo que se recibe. Que no hay que ilusionarse demasiado. Que la vida es un regalo. Me enseñaron que el futuro no está escrito, que el universo es infinito y que nosotros somos personitas diminutas, casi inexistentes. Aprendí que el tiempo pasa, que las arrugas salen, que los pechos se caen y que la belleza no es lo más importante. Aprendí a no creer en las promesas, a confiar en casi nadie y a contar con los dedos de una mano a quien de verdad siempre estuvo a mi lado


miércoles, 11 de abril de 2012

Confieso que nunca he tenido pinta de ser la típica princesa de cuento. Nunca he aspirado a convertirme en una pierde zapatos, jamás he pensado en dormir cien años, y aunque nunca he creído apropiado entregar mi voz a nadie, he regalado todas y cada una de mis palabras. Nunca me he visto capaz de luchar por alguien, ni de evitar enamorarme de un inmaduro Peter Pan que no quiere crecer. Pero yo sí he creído tener envenenado cada poro de mi cuerpo, y he esperado un beso que no llegó jamás cada noche al acostarme. Confieso que nunca me he sabido las coordenadas que tiene un corazón para buscarlo, y no perderme mientras le pierdo yo a él. Tampoco he aspirado a convertirme en algo más que la antiheroina de mi propia historia. No nací para perder cosas, y aún así, parece que me paso la vida buscándolas. Confieso que nunca pensé que llegaría a estar aquí, esperando a que aparezca mi hada madrina con un par de converse desgastadas, que los cristales se me rompen, o mejor aún, dejando que el teléfono suene encima de la mesa porque a mi Peter Pan, le ha dado por hacerse mayor...


martes, 10 de abril de 2012

love.

El amor. El amor no es un 14 de febrero, ni una fecha, ni un momento. El amor, es demostrar cada día a la persona que tienes a tu lado, que le quieres, que le amas, que le adoras y que sin esa persona no podrías vivir. El amor, es despertarte cada día con ganas de comerle a besos, de estar todo el día con él y de decirle que le amas con todas tus ganas. El amor, es querer arriesgar por una persona todo, sabiendo que te puedes quedar sin nada. El amor es tocar las nubes, con un solo dedo y sin moverte del sitio

La razón de mis sonrisas.

 No, él no es mister universo, ni siquiera mister mundo. Tampoco es que digamos el más maduro y respetuoso de la Tierra, el que nunca se ríe de la gente ni tampoco hace niñerías; no, él no es así. Él es simple, sencillo; es el que un día me dijo "te quiero" y me dejó el mundo bajo mis pies. Es el que cuando me sonríe el cielo se vuelve claro y los días felices, con el que las noches no son noches, con el que los días no son días. Es al que cada dos minutos echo de menos, por el que muero. Él es la parte de mí mas grande, mi mayor resguardo. Él es alguien en que puedes confiarle tus mayores secretos, en el que te puedes acurrucar cuando llueva o cuando tengas frío. No, repito, no es mister mundo, no es ni siquiera alto y musculoso, él es solamente la razón de mi sonrisa... Es mi hermano. 

domingo, 8 de abril de 2012

CREISI.

Me llaman loca. Me gusta sacarle la lengua a la gente, me gusta despeinarme aunque me quede mal, me encanta mojarme bajo la lluvia y bailar sin música. Gritar hasta que se me acabe la voz, besar hasta desgastar mis labios, correr como si no hubiera mañana, me encanta saltar y cantar bajo la ducha. Y sobretodo me chifla que me llamen loca. Y es que a veces pienso que si no estuviera loca, no podría salir adelante.

que me haga perder todo menos la sonrisa.

Por pedir, pido veinticuatro horas a su lado en las que nos dé tiempo a todo menos a perder el tiempo. Por pedir, pido que me baste ese día para convencerle de querer estar conmigo por el resto de sus días. Por pedir, pido y preciso que exista un preciso momento, en el que se le escape un beso cuando menos se lo espere, y cuando más lo lleve esperando yo. Por pedir, le pido en una tarde lluviosa, dentro de una casa sin gente, sobre un sofá sin cojines para que sólo pueda abrazarse a mí, en frente de mi película favorita… Bueno, si quiere, en frente de su película favorita… Me pido entonces sus dedos acariciando mi brazo, y mis cosquillas jugando al escondite con ellos. Por pedir, pido dar un paseo al mismo paso, frenarnos en seco de repente, y mojarnos los labios sin que nos vea la gente. Pido, mientras caminamos por cualquier calle, llevarle y traerle al contarle cualquier estupidez, agarrando con mi mano su brazo, y su risa fuese la mejor de mis melodías, y después, en un intento por no dejarme ir, me haga perder todo menos la sonrisa

sábado, 7 de abril de 2012

Mi media naranja se fue con la perra digo con la pera.

Nos pasamos media vida buscando a ese príncipe azul o a esa media naranja. Yo creo que un príncipe azul es una invención de un cuento de Disney, y que la media naranja por lo menos la mía, parece que la exprimieron hace tiempo. Decimos que mientras llegue el adecuado, disfrutamos con el equivocado. ¿Y si uno de los equivocados es el adecuado? Quizás hay se acaba de buscar a esa “media naranja”. Crecemos con unas expectativas de la vida muy distintas a la vida real. Nos hacen creer en ese príncipe. En que todo tiene un final feliz. Y que el príncipe y la princesa siempre son felices y comen perdices. Que esos príncipes no existen, porque yo como mucho solo veo Pitufos. Que creemos saber mucho de la vida, pero en el fondo no sabemos nada. Que es así: O jodes o te joden.

viernes, 6 de abril de 2012

Se acabo. Se acabo esta falsa, se acabo recordarte y hacerme daño, aquí se queda todo. Voy a olvidarme de ti, de tus recuerdos, de esas canciones, de esos besos y de esos te quiero. Voy a empezar de cero, con una sonrisa nueva todos los días, con ganas de comerme el mundo y no dejar bocado para nadie más. Que no voy a esperar a ese típico príncipe azul, porque yo no quiero un típico en mi vida, quiero a uno distinto, y ese no eres tú. Que mi vida ya no va hacer como un aeropuerto, que ya no voy a depender de si alguien entra o se va de mi vida. Que quien me quiera bien y quien no, pues también. Que no pienso llorar más por un capullo, que tengo cosas mejores que hacer. Que vuelvo a las andadas y os aseguro que no hay Dios que se salve.

jueves, 5 de abril de 2012

Bienvenidos al espectáculo. Damas y capullos cierren los oídos y tápense los ojos. Todo esto va como una cosa loca, sin control. Dicen que en este tablero hay una serie de reglas, pero yo veo que las fichas se mueven como les da la gana. Según alguien que seguramente se dedicaba a ver películas americanas de navidad en las que todo el mundo es bueno, y les pasan cosas buenas y eran felices y comían patos, toda acción tenia una repercusión. Y, no. Esa no es la realidad. La realidad es saber que las normas no existen. Que alguien porque se esfuerce no siempre va a tener su beneficio. Que una persona buena no le van a tener que pasar cosas buenas por obligación, y viceversa. Que no te confundas compañera, que aquí todo vale. No salves el culo de alguien, porque seguramente los demás nunca salven el tuyo; y si lo encuentras no lo dejes escapar, aunque va a ser difícil. Vivimos en un mundo en el que las personas solo piensan en ellos mismos y después, en ellos, y más tarde en ellos otra vez; y si luego les da por ahí, pueden que se preocupen del perro de la vecina.
Porque amor, las reglas no están escritas, pero tú, puedes cambiarlas. Porque yo ya no dependo de nadie. Porque el mundo es feo y malo pero le miro a la cara todos los días. Porque, que si aquí nada es justo, yo seré injusta. Si son unos cabrones, a mi a eso nadie me gana. Si quieren que juguemos, jugaremos, con las mismas cartas.

martes, 3 de abril de 2012

Y se que yo puedo con todo.

Sé tan poquito de la vida, y lo poquito que sé es de errores. De esos que me prometo que nunca más cometeré, y cometo siempre. Sé tan poquito del mundo, de los lugares, del hambre, de la pobreza, tan poquito. Que me creo cualquier cosa que pueda salir en las noticias, o en los periódicos de todos los días.. Sé tan poquito de la ciencia. Del movimiento de los planetas, de la química cuántica, y de todas esas movidas que llevan números. Sé poquito de las calles, y de las aceras de las grandes ciudades. De los puentes que cruzan grandes mares, sé tan poquito. Conozco bien las cuatro paredes de éste pueblo, cada rincón que esconde alguna historia de amor, algún enfado, celos, bromas, algún beso, rincones de secretos.. que se quedarán ahí por siempre. Conozco el dolor, y la horrible sensación de echar de menos. Lo bonito de los abrazos y lo triste que te sientes cuando te faltan; los besos y su sabor, y su calor.. Conozco bien éste cielo que algún día veré desde algún otro lugar, tal vez lejano, cerca de alguien. En lo alto de alguna torre, o de algún puente, de esos que tan poquito conozco. Sé del mar. Y de la tranquilidad que me ofrece, del descanso y las ansias de vida que me da mirar y no saber donde acaba, y no encontrar su fin. Conozco la amistad. La confidencialidad, y la fidelidad. Sé algo de la sinceridad y del cariño, conozco el amor de madre, y la emoción cuando un bebé aprieta tus dedos. Sé de las sonrisas y la felicidad, y es cierto que es la chispa necesaria para cada día.Sé qué es caerse y sentir que no puedes levantarte. Pero también sé, que si hoy estoy escribiendo esto, es porque ya más de una vez me he caído, y más de dos me he levantado. Y seguiré haciéndolo, porque aún hay alguien que confía y sabe que puedo levantarme aún cuando no tengo fuerza. Porque aún, creo en mí misma.

lunes, 2 de abril de 2012

Dicen que al mal tiempo buena cara, que después de la tormenta siempre llega la calma, pero que al fin y al cabo las cosas nunca cambian. Que todo lo que sube baja, pero que agua que pasa no mueve molinos. También dicen que todo el mundo merece una segunda oportunidad, pero que segundas partes nunca fueron buenas; que quien tiene boca se equivoca y que rectificar es de sabios. Que querer es poder y hace más quien quiere que quien puede, pero que quien todo lo quiere todo lo pierde, además que de donde no hay no se puede sacar. Que quien no arriesga no gana, que quien la sigue la consigue. Que no por mucho madrugar amanece más temprano, pero que a quien madruga Dios le ayuda. Que si te pica te rascas, que todo lo que escuece cura. Que no hay mas ciego que el que no quiere ver, que a palabras necias oidos sordos pero que a buen entendedor pocas palabras bastan. Que la confianza da asco. Y que quien no corre vuela, que ya se sabe que las apariencias engañan y que por supuesto que no es oro todo lo que reluce. Y mira que quieres que te diga si quien avisa no es traidor, que si te he visto no me acuerdo, y que a rey muerto rey puesto

Escoge tu camino.

Mi vida es cómo un mechero. Al principio saltan chispas, de las que no se puede esperar un resultado fijo. ¿Se encenderá, se apagará? No se sabe, el tiempo dará la respuesta. Una vez que se enciende empiezas a soñar, lo ves todo al revés, confundes la realidad de tal manera, que cuando de repente se apaga, te derrumbas. Y es que en la vida no se pueden esperar momentos buenos, ni malos. La vida cambia. Un día te despiertas tocando las nubes y te acuestas tirada en el suelo con mil heridas que no tienen cura, un millón preguntas que no tendrán respuestas y un billón de respuestas de las que nunca te has planteado la pregunta. Sólo espera, ten paciencia. Porque el tiempo te dará la respuesta. Porque el tiempo va cambiando, pero la gente también. Porque aún queda un camino en la vida que debes escoger.